Noviembre 8 de 2017

Uno de los principales obstáculos a los que se enfrenta una organización en los procesos de cambio y de convergencia suelen ser los mismos colaboradores, quienes -a veces porque tienen miedo y otras por desinformación o desconocimiento- optan por no involucrarse activamente en el proceso de evolución de la empresa. Evite que esto ocurra en su compañía con estos cinco consejos para vencer la resistencia al cambio y hacer que todos remen hacia el mismo lado.

  1. El gerente debe mostrarse como el líder del proceso

Una investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la consultora francesa CapGemini evidenció que la transformación digital “nunca ocurrirá de abajo hacia arriba, sino que debe ser impulsada desde la parte superior de la organización”. Por esta razón, los gerentes deben dejar su rol tradicional de administradores de costos y ser líderes que entiendan el potencial de las nuevas tecnologías. De esta forma, los colaboradores asimilarán el proceso de trasformación digital como un cambio importante, en el que todas las áreas deben estar involucradas.

  1. Integrar a los colaboradores desde el inicio

Existen gerentes que no han notado que la mayoría de colaboradores de su organización ya se transformaron digitalmente y que pueden aportar muchas ideas sobre cómo mejorar los procesos dentro de la organización. Para Juan Pablo Jiménez, Vicepresidente para Latinoamérica y el Caribe de Citrix, lo más conveniente es traer a las personas que hacen parte de los procesos productivos y vincularlos a la transformación digital. “Por ejemplo, si usted habla con un vendedor y le dice que de ahora en adelante debe trabajar con determinado sistema, no va a tener éxito porque va a generar resistencia. Pero, si usted lo involucra desde el principio, habla con él, le pide que le cuente cómo es su proceso y además lo deja proponer alternativas, pueden haber muchas sorpresas positivas”, dice.

Los colaboradores entran a Facebook, compran en Amazon o eBay, piden su transporte a través de Uber o Cabify, y sienten que sus labores podrían ser mejores si en su organización se usaran herramientas similares. “Si habla con el colaborador desde el inicio y le muestra lo que se espera del proceso, este entenderá que lo que se quiere mejorar es lo mismo que él busca. La única diferencia es que se involucró al colaborador desde el principio”, añade.

  1. Comunicar y capacitar debidamente a los colaboradores

Al enfrentarse con un proceso de trasformación digital los colaboradores adquieren muchos miedos (o bien por falta de comunicación o desconocimiento acerca de lo que involucra este cambio). Mientras que algunos se imaginan que la digitalización de la compañía puede incurrir en una serie de despidos porque las plataformas reemplazarán a los humanos en ciertos procesos, otros quizás no sienten que tienen las capacidades necesarias para desempeñar sus labores a través de procesos que involucren algún componente digital. Por eso, es importante que desde el área de Gestión Humana se comuniquen clara y abiertamente las consecuencias de estos procesos y las oportunidades que traen. Asimismo, es importante capacitar a los empleados que no tengan en su core el tema digital. “Alfabetizar digitalmente” hace que los colaboradores puedan asimilar y transferir a su labor el conocimiento adquirido de manera rápida y efectiva.

Guillermo Barrenechea, de la empresa española B-Talent dice que “de nada sirve facilitarle a los profesionales equipos de última generación, una intranet, herramientas colaborativas en red, crear actividades e-learning o incorporar la gamificación en los procesos de formación, si no están preparados para ello”. Es posible lograr una serie de cambios, pero si no se potencializa a los empleados, la transformación digital no tendrá éxito.

  1. Dé incentivos

Un entorno en el que los colaboradores demuestren mayores habilidades para ser líderes de la transformación en la organización es un gran aporte al proceso y al ambiente laboral. De esta forma, establecer incentivos para los empleados que se constituyan en verdaderos gestores de cambio es una ‘zanahoria’ para atraer más colaboradores al proceso de transformación digital. Como una mayor flexibilidad laboral a través del teletrabajo, lo cual empodera a los colaboradores y los hace más autónomos. Le puede interesar: El dinero no compra la felicidad.

  1. Apueste por el Employee engagement y la gamificación

Diseñar e implementar dinámicas de juego en el trabajo le permite establecer retos y mejorar los índices para medir objetivos que, para este caso particular viene a ser la transformación digital. Esto aumentará el nivel de compromiso de los empleados; beneficiará a la organización porque tendrá colaboradores más motivados y estos, por su parte, sentirán que la organización se preocupa por sus necesidades y quiere incentivar sus intereses.

Conozca más acerca de los retos y oportunidades que conlleva un proceso de transformación digital en nuestro Especial de Transformación Digital.

También le puede interesar