Febrero 26 de 2018

“El microlearning podría definirse como una metodología dividida en pequeños contenidos formativos relacionados entre sí. Un producto que surge de la adaptación de la formación tradicional a la sociedad del consumo rápido del ‘aquí y el ahora’. Esta modalidad se organiza en torno a ‘píldoras de aprendizaje’, es decir, pequeños módulos formativos con una duración que no debe superar los 30 minutos. El microlearning se basa en la idea de que los contenidos fragmentados se ajustan al intervalo de atención en el que el cerebro humano se mantiene concentrado”, así lo explica la página web de Vértice, plataforma de aprendiza E-Learning.

Se trata de contenidos educativos que pueden desarrollarse en la compañía para mejorar el desempeño de los colaboradores, el liderazgo, la gestión y el desarrollo. Según ValuExperience, empresa que apoya la transformación de las organizaciones, “los líderes de hoy en día están integrando cada vez más el microlearning en sus programas de negocio, pues es una técnica centrada en el aprendizaje de los empleados que les ayuda a reducir la carga cognitiva y refuerza los conceptos clave para una mayor retención del conocimiento”.

Teniendo en cuenta lo anterior, se recomienda que el área de Gestión Humana tome la vocería y le haga ver a la alta gerencia que introducir programas de microlearning en la compañía, además de permitir que las personas estén más preparadas, promueve la innovación. “Los líderes de negocios deben asegurar que su talento humano aprenda a manejar las habilidades que les permitan generar ideas novedosas para problemas, hasta hace poco, desconocidos”, agrega Natalia Gan Galavis, miembro del grupo de investigación de Amnistía Internacional Venezuela, en una publicación en LinkedIn sobre el Microlearning y los Millennials.

En esta publicación también se cita a Ellyn Shook, Jefe de Recursos Humanos de Accenture Estados Unidos, quien explica que “debemos aprovechar la tecnología para transformar a las personas, proyectos y organizaciones en empresas adaptables y listas para el cambio. El desarrollo de habilidades, la efectividad y eficiencia de la fuerza de trabajo y la aplicación de nueva tecnología son los elementos para que las compañías se mantengan competitivas y rentables en medio del cambio digital”. Le puede interesar: La universidad corporativa, método de aprendizaje para las organizaciones.

¿Cómo aplicarlo en la organización?

El área de Recursos Humanos debe hablar con las cabezas de equipo para identificar las necesidades de formación que se requieran en cada departamento y que permitan cumplir exitosamente con las labores. A partir de allí, se debe desarrollar un esquema de contenidos, es decir, definir los temas que se abordarán y cómo se dividirán las diferentes lecciones.

“Es clave y esencial que cada lección contemple un solo objetivo de aprendizaje. En otras palabras, cada lección deberá abordar únicamente un tema, a fin de garantizar la retención rápida y efectiva por parte del empleado”, afirma Gan Galavis.

La lección debe desarrollarse con contenidos cortos, por ejemplo, videos de 90 segundos; no es necesario que haya un hilo conductor, pues cada pieza debe enseñar algo distinto. Se recomienda que sean más prácticos que teóricos, para que la adopción del aprendizaje sea más fácil.

Para medir el funcionamiento de esta metodología, se debe aplicar la evaluación a los colaboradores a partir de encuestas de desempeño o exámenes sobre los temas. La analítica también entra a jugar un papel fundamental allí, por lo que se pueden hacer seguimientos por número de ingresos, lecciones desarrolladas y tiempos de conexión.

La organización puede basarse en diferentes herramientas para la medición y desarrollo de contenidos microlearning, entre ellas se encuentran EadBox, Creating Learning e incluso YouTube y Twitter.

El microlearning puede ser aplicado para formación comercial, para organizar planes de bienvenida, dar soporte, o como herramienta de comunicación interna, entre otros. Aplicarlo permitirá que se optimice mejor el tiempo, que se agilicen los procesos, que los conocimientos se asimilen fácilmente y además no se saturará a los colaboradores, pues ellos podrán acceder a los contenidos en todo momento y les generará valor, ya que estarán relacionados con su labor.

Como el microlearning existen diferentes herramientas para mejorar las capacidades de los colaboradores y encaminarse al aumento de la productividad. Conózcalas suscribiéndose a nuestra comunidad.

También le puede interesar