Diciembre 7 de 2017

Pablo Claver es un seminarista y conferencista español que ha dictado más de 200 talleres de felicidad en diferentes países. Su experiencia como asesor de bienestar en más de 10 organizaciones lo llevó a escribir ¡Por fin es Lunes! Amo trabajar, un libro en el que hace varias apreciaciones importantes para la gestión de RR.HH. en las compañías.

Capital Humano: ¿Qué significa para usted ser feliz?

Pablo Claver: Es ser consciente de lo que la mayoría de las personas hacen con el ‘piloto automático puesto’ (bañarse, desayunar, etc.) y sin prestarle mucha atención. Es decir, disfrutar todos los días de los buenos momentos que hay, desde que abro los ojos al despertarme hasta que me acuesto.

C.H.: ¿Podría mencionar algunas de las claves del ‘menú’ de la felicidad que hacen parte del libro y por qué es importante aplicarlas en la vida diaria?

P.C: Los seres humanos actuamos todos los días con base en hábitos y costumbres. Estos los he agrupado en el ‘menú’ de la felicidad, que tiene las ‘recetas’ con lo que he hecho en mi vida para ser feliz.

La primera, por ejemplo, es la ‘visualización positiva’; llevo más de 20 años pensando que cualquier situación, por compleja que sea, me va a salir bien. La segunda receta es el cuidado, es decir, las técnicas que sigo para no ser sedentario y mantenerme bien de salud. Así, hay 13 recetas diferentes para que el lector elija cuál puede funcionarle mejor. 

C.H.: ¿Cómo pueden los líderes de RR.HH. lograr que realmente se sientan felices los colaboradores en su trabajo?

P.C: Es fundamental que las organizaciones tengan un plan de felicidad laboral que funcione bajo cuatro ejes: 1. Hacer que los colaboradores se sientan especiales.  2. Mejorar continuamente el ambiente laboral y hacer que se vivan los valores de la organización. 3. Dotar de emoción las recompensas y beneficios que ofrece la organización: que no sean solamente derechos de los colaboradores, sino que se vivan y les toquen el corazón. “No es dar el día libre por su cumpleaños, es hacer que esté feliz el día de su cumpleaños”. 4. Enseñar a los colaboradores a ser más felices: una compañía no puede permitir que sus empleados se quejen, estén de mal genio, sean impuntuales, desordenados, etc. Hay que enseñarles a cambiar hábitos y costumbres.

C.H.: ¿Cuáles son los beneficios de ser positivo y llegar un lunes feliz al trabajo?

P.C: Menos enfermedades, mejores resultados académicos y productivos, buenas relaciones, tanto laborales como personales… Llegar feliz un lunes al trabajo es pensar que vamos a trabajar más de 2.200 lunes a lo largo de nuestra vida y que son muchos días como para no disfrutarlos. Cada día es único y no se volverá a repetir, por eso ¡qué vivan los lunes, los martes, los miércoles…!

C.H.: ¿Cuál fue el detonante qué lo llevó a escribir el libro ‘¡Por fin es lunes! Amo trabajar’?

P.C: Hace 7 años me enteré que estaban buscando un conferencista sobre felicidad en el trabajo y no encontraban a nadie. Así que pensé que de los 5.000 días que llevaba trabajando había sido feliz 4.950, entonces me propuse a hacerlo contando mi historia, cómo hago las cosas para disfrutar todos los días y salió muy bien. Decidí dedicarme a eso y entonces nació ¡Por fin es lunes! Amo trabajar.

C.H.: ¿Cómo cambia su actitud cuando no se siente feliz en el trabajo?

P.C: La cambio en el momento en el que la detecto. Como suelo pensar que estoy estrenando un día más, hago un pequeño ejercicio de mindfulness de cinco respiraciones profundas para recuperar la conciencia plena y poder retomar el día disfrutándolo.

C.H.: ¿Cuál es su percepción acerca de la felicidad laboral en Colombia?

P.C: Es alta. Conozco muchas organizaciones que se “creen el cuento” de la felicidad y les va muy bien. En España suelo decir que la “Champions League de la felicidad se juega en Colombia”.

Además, como extranjero que he vivido en Colombia 5 años y medio, he visto que a pesar de los problemas que pueden tener son muy positivos. Una de las cosas que creo que influyen en la felicidad de los colombianos es el lenguaje, aquí se  felicitan todos los días. En España, por ejemplo, lo hacemos 3 veces al año, en el cumpleaños, navidad y año nuevo.

¿Quiere conocer más información sobre felicidad en el trabajo? Regístrese en nuestra comunidad y participe en el sorteo de un ejemplar de ¡Por fin es lunes! Amo trabajar.

También le puede interesar