Octubre 31 de 2017

Aunque los escándalos de corrupción suelen relacionarse con el sector público, esta situación no es ajena al sector privado. Y una organización con fama de corrupta se expone a problemas legales y pérdidas económicas, lo cual pone en riesgo su estabilidad. Conozca cómo mitigar este riesgo.

Lo principal es tener las reglas claras. Es decir, que exista un código de ética que establezca límites de lo que la organización permite o no hacer. “Debe existir un documento que establezca referentes en un contexto determinado porque, lo que en una organización puede ser una mala conducta en otra puede no serlo”, explica Gabriel Cifuentes, secretario de transparencia de la Presidencia de la República. Y lo ejemplifica de la siguiente forma: “¿Bajo qué criterio una persona establece si una botella de whisky es un regalo desinteresado o es un soborno? ¿Cuáles son los referentes? ¿El tipo de obsequio o el valor del mismo?”

Estas son solamente algunas de las preguntas que pueden surgir al interior del área de RR.HH. al momento de revisar y actualizar el código de ética de la organización, los cuales deben cotejarse con los valores y naturaleza de la organización.

Sin embargo, este no es el único paso para evitar que se desarrollen prácticas corruptas. Si bien el área de RR.HH. debe liderar este proceso, entidades del Gobierno como la Secretaría de Transparencia de la Presidencia han desarrollado tres iniciativas para trabajar de la mano con las organizaciones, y que pueden ser de su interés:

  1. Empresas Activas Anticorrupción: permiten evaluar la existencia y la implementación de mecanismos de prevención y mitigación de riesgos de corrupción en las organizaciones, por medio de programas de cumplimiento anticorrupción. Las compañías, de manera voluntaria, responden y entregan soportes, registros contables, procedimientos de prevención de anticorrupción, procesos de selección y promoción al interior de la organización. Lo cual los posiciona como empresas transparentes, haciéndolas más competitivas y con mayor credibilidad.

“En el sector privado se pueden elevar los estándares anticorrupción tanto como sea posible. Y esto pasa gracias a una buena gerencia de Recursos Humanos, pues en la base de las organizaciones, que son las personas, está la respuesta para luchar contra la corrupción”, dice Cifuentes.

  1. Pactos de transparencia: hasta el momento se han firmado siete pactos con agremiaciones que agrupan más de 250 empresas (Cámara Colombo Canadiense, la Cámara de Comercio Colombo Americana, la Red de Empresas Suecas en Colombia, Campetrol, la Fundación Bolívar Davivienda, el Sistema de Subsidio Familiar y la Acción Colectiva del Sector Eléctrico), entre otras.), entre otras.

“Las agremiaciones tienen un rol estratégico y fundamental, pues a través de ellas se compromete todo un sector y eleva sus estándares, promoviendo así la generación de códigos de ética, la implementación de los programas de cumplimiento y el fortalecimiento de las políticas internas para prevenir la corrupción”, agrega el Secretario de Transparencia.

  1. Acompañamiento en la construcción de códigos de ética: con este se busca desarrollar pautas de comportamiento que son valoradas por cada uno de los miembros de la organización. Según Cifuentes, “antes de empleados, una empresa debe contar con seres humanos íntegros y aquí las gerencias de Recursos Humanos y los líderes tienen todo por determinar”.

Aunque los códigos de ética son una manera de prevenir la corrupción, tenerlos no significa que las prácticas corruptas se erradiquen al 100%. No obstante, “son pasos necesarios de un camino de autorregulación que debe evaluarse y actualizarse de manera constante conforme a los principios y valores de la organización”, afirma Cifuentes.

Una vez se establezcan los mecanismos para mitigar este riesgo, el área de Recursos Humanos debe trabajar para que los líderes de cada área puedan alinear a los colaboradores con el código de ética.

Lo primero es hacer un trabajo de pedagogía. El profesor Antonio Argandoña, en la cátedra “la Caixa” de Responsabilidad Social de las Empresas y Gobierno Corporativo, que se celebró en España en mayo de 2017, recomienda lo siguiente: comunicar criterios morales, establecer criterios jurídicos, entender qué es la corrupción, y conocer sus causas y consecuencias. ¿Cómo hacerlo? Una manera práctica es a través de seminarios o cursos cortos, por ejemplo.

“Una empresa donde se desarrollan prácticas corruptas encuentra “beneficios” a corto plazo; sin embargo, no son capaces de alzar la vista y comprender que la corrupción es un verdadero obstáculo para el desarrollo y crecimiento empresarial y que las consecuencias reales solo se podrán vislumbrar a mediano o largo plazo, traduciéndose en perjuicios muy altos, que pueden acabar por hundir a la compañía”, señala Argandoña.

Al luchar contra la corrupción las organizaciones se aumentan las posibilidades de ampliarse a nuevos mercados y de aliarse con otras empresas que admiren sus políticas. Lo anterior ofrece ventajas como: tener una imagen transparente y ser más atractivas, tanto para clientes como para los colaboradores. Además, los bienes y activos de la compañía estarán mejor protegidos, pues se evitan pagar multas por malos actos, perder licencias o recibir condenas penales.

“Como sociedad debemos poder avanzar con acciones que demuestren nuestra voluntad para construir patrones de integridad. El accionar sancionatorio del Estado requiere que todos los sectores, incluyendo el privado, estén acompañados de medidas de autorregulación y de buenas prácticas”, concluye .

Además, tenga en cuenta que, tras la sanción de la Ley Antisoborno en febrero de 2016, la Superintendencia de Sociedades “puede sancionar por cerca de 130 mil millones de pesos a todas las personas jurídicas que por acción u omisión realicen o faciliten el ofrecimiento de entrega de cualquier tipo de dádivas a funcionarios públicos nacionales o extranjeros”.

Existen otras maneras de evitar pérdidas económicas y riesgos penales en la organización. Suscríbase a nuestro Newsletter para recibir más información sobre cómo aplicarlas.

También le puede interesar