Enero 29 de 2018

El 14 de febrero vence el plazo para consignar las cesantías correspondientes al periodo que tiene como fecha de corte el 31 de diciembre de 2017. Sobre el valor correspondiente a este periodo, las organizaciones tienen la obligación de pagar cada año a sus colaboradores los intereses de cesantías (correspondientes al 12% anual del total devengado), una suma que debe ser consignada a más tardar el próximo miércoles 31 de enero.

Por esa razón las compañías deben mantenerse atentas y coordinar con su área de Gestión Humana y financiera la manera más óptima para que se efectúen esos pagos y evitar retrasos y gastos adicionales.

Según la ley 1071 de 2006, “en caso de mora en el pago de las cesantías definitivas o parciales, la entidad reconocerá y cancelará al beneficiario, un día de salario por cada día de retardo hasta que se haga efectivo el pago de las mismas”.

Por ejemplo, si la organización se retrasó por 120 días (después del 15 de febrero) y este trabajador tiene un salario mensual de $1.500.000 (50 mil pesos el día), la sanción será de $6.000.000.

En el caso de los intereses de cesantías, “el empleador que no pague oportunamente incurrirá en una sanción equivalente al 100% de los intereses liquidados, es decir el doble”, explica Laura Giraldo, contadora pública.

Es importante que desde el área de Recursos Humanos se trabaje en una estrategia de comunicación interna con el equipo financiero para evitar estos retrasos, ya que la compañía puede terminar pagando más dinero del presupuestado y generando malestar en los colaboradores, quienes al verse afectados por esta situación podrían bajar su productividad, motivación e incluso pueden instaurar acciones legales ante la organización.

En caso de que haya retraso, Clara Inés Guzmán, líder del programa de bienestar financiero de Old Mutual, afirma en el portal web Portafolio que “lo más aconsejable es tratar de llegar en primera instancia a un acuerdo con el trabajador y entender los diferentes factores por los que no se haya cumplido con la obligación para intentar conciliar”.

Si su organización realizó los pagos a tiempo, también es importante que Gestión Humana adelante estrategias para enseñarles a los colaboradores a administrar ese dinero de la mejor manera con el fin de que mantengan unas finanzas personales sanas que se terminarán reflejando en su bienestar general. Le puede interesar: ¿Cómo impulsar el ahorro en los colaboradores?

Los principales temas que deben abordarse son el ahorro y la inversión para que los colaboradores tomen conciencia sobre la correcta administración del dinero que evita el derroche y favorece la realización de las metas personales. Es aconsejable realizar talleres de finanzas al interior de la organización y usar la intranet para comunicar tips y consejos de utilidad sobre cómo invertir las cesantías de la forma más inteligente.

Al tema de las cesantías se une el de los aportes parafiscales, ingrese aquí y encuentre toda la información que debe conocer sobre estas obligaciones que las organizaciones deben cumplir por ley. Si quiere conocer sobre otros temas relacionados con gestión del talento, regístrese en nuestra comunidad y manténgase actualizado.

También le puede interesar