Mayo 10 de 2018

Cuando se anuncian cambios en una organización, es probable que las personas comiencen a especular sobre lo que va a pasar con su trabajo y el manejo de los procesos al interior de la empresa. Esto es normal, pues sienten incertidumbre sobre su futuro y se dejan llevar por lo que han escuchado de los demás o por lo que infieren del tipo de transformación, en este caso la digital.

Así, se vienen a la mente ideas como que los procesos solo son realizados por máquinas, que se perderán los vínculos personales, que habrán despidos y que únicamente los cambios sabrán afrontarlos los jóvenes por haber nacido en la era digital.

Las anteriores son afirmaciones con las que se puede encontrar, no obstante, es importante comprender esos pensamientos y educar a los colaboradores sobre cómo serán realmente los procesos en la organización para que la transformación digital sea exitosa.

Teniendo en cuenta eso, le presentamos a continuación las frases más escuchadas entre los colaboradores y algunos directivos, y cómo puede desmitificarlas:

  1. Las herramientas digitales hacen digital a la organización

Aunque es evidente que al transformarse digitalmente se hace uso de nuevas tecnologías para apalancar los procesos, esto no implica que se trate únicamente de implementarlas. Es importante dar a entender a las personas que estas son ayudas para mejorar los procesos, pero que el éxito radica en el uso que se les dé y la congruencia que estas tengan con el objetivo de la compañía. Lea: herramientas digitales aliadas de Recursos Humanos.

“El componente tecnológico es el último a considerar, pues el punto de partida es la visión de negocio a nivel gerencial. La gerencia debe visualizar el impacto también en los colaboradores y cómo se proyecta la empresa en un entorno de clientes más informados, exigentes, poco leales y conectados en forma permanente. Asimismo, se debe desarrollar un esquema de gestión para facilitar la innovación, la flexibilidad y la integración de todas las áreas con una cultura de trabajo centrada en el análisis de datos y el uso de plataformas para el trabajo colaborativo, el análisis de información y la comunicación digital”, explica en el diario El Financiero, Gilles Maury, Líder de la industria de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte para Costa Rica, Nicaragua, Honduras y República Dominicana.

Conozca cuáles son los 7 retos de la transformación digital aquí.

  1. La transformación digital trae recortes de personal:

Realmente, la transformación no está directamente ligada con despedir personas, ni que las máquinas vayan a reemplazar a los colaboradores. “Hay numerosos ejemplos en los que ha sucedido justamente lo contrario, que la transformación digital ha actuado como motor del empleo, porque al cambiar el modelo de negocio se necesitan más individuos en la organización para poder sacarlo adelante”, afirma el periódico español El Economista.

Sin embargo, el área de Recursos Humanos debe analizar el perfil de cada uno de los colaboradores de la organización para entender de qué manera le pueden aportar a la transformación y, de acuerdo con ello, revisar qué necesitan desarrollar o por qué su perfil no es idóneo para lo que se quiere y así traer personal nuevo. Conozca aquí cuáles son las competencias claves para afrontar un proceso de transformación digital.

Cabe aclarar que esto está relacionado con capacidades y habilidades, no con la juventud por ser nativos digitales. Según Forrester Consulting, especialista en estrategia comercial y análisis económico, “no son los Millennials quienes tienen la mayor implicación en estos procesos, sino la generación X, es decir, los nacidos entre los años 60 y 80, ya que son estas personas quienes, por lo general, están en disposición de tomar decisiones y liderar equipos. La transformación digital no entiende de edades ni de etiquetas de ningún tipo”.

  1. La digitalización acabará con las relaciones cara a cara

Más allá de “perder las relaciones personales”, se trasciende en la forma de relacionarse con modelos como el teletrabajo con los que se brinda mayor flexibilidad a los empleados y balance entre su vida personal y laboral.

“El teletrabajo, con el consustancial uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, se revela desde el punto de vista económico, como una excelente oportunidad de organización flexible para la empresa (reorganización del tiempo y el espacio de trabajo), constatándose un incremento de la productividad y representando un ahorro de costes para el empresario y también para el trabajador”, afirma La red de Conocimiento Computer World financiada por International Data Group (IDG). También le puede interesar: RR.HH. en la estrategia de teletrabajo de la organización.

Además, no quiere decir que las relaciones personales no se seguirán desarrollando, pues es claro que en ocasiones se necesita la presencialidad para temas específicos. Esto únicamente se trata de una facilidad de comunicación que ofrece el mundo digital al entorno laboral.

Como los anteriores mitos puede haber muchos más. Se trata de generar una buena comunicación para que las diferentes áreas de la organización actúen de manera informada y así no se generen ‘chismes de pasillo’ o trabas en el proceso.

“Hoy se hace imprescindible la adopción de una mentalidad digital en RR.HH. y para ello hay que desaprender aquellas prácticas que fueron concebidas para un paradigma de trabajo que era funcional en otro momento histórico. Hay que pensar la transformación digital de forma integral (personas, procesos y tecnología), y diseñar nuevos entrenamientos para desarrollar las capacidades digitales necesarias para los líderes y colaboradores de la organización”, concluye el portal web El Clarín.

Regístrese en nuestra comunidad y conozca más sobre transformación digital y cómo RR.HH. juega un papel protagónico en el éxito de este proyecto.

También le puede interesar