Diciembre 15 de 2016

Prepararse para cerrar el ciclo de la vida laboral es una situación por la que todos los empleados pasan. Para cerrarlo de la mejor manera es fundamental la manera cómo las empresas acompañen internamente este proceso.

La pensión es un momento cumbre en la vida laboral al que muchos aspiran llegar bien. Es el momento de recoger todos los frutos que dejaron tantos años de trabajo, para disfrutar de un merecido descanso, pero que salga bien depende no solo del cotizante pronto a pensionarse, sino también de la empresa que lo ve culminar esta etapa.

Desde la oficina de talento humano, brindar apoyo y acompañamiento en este paso resulta vital para tener buenos resultados. Muchas veces se piensa que a quien le interesa recibir el dinero, es quien debe ocuparse, pero para el colaborador es una demostración de agradecimiento por los años laborados, que la empresa le dé su mano en este paso.

Es necesario prestar atención a la nómina de colaboradores para determinar con tiempo cuáles son los empleados que están próximos a cumplir la edad o semanas cotizadas para su jubilación. De esta manera se le puede comunicar con anticipación para que inicie el trámite ante el Fondo de Pensiones, ya sea del sector público o privado.

Brindándole el debido asesoramiento, la misma empresa puede hacer que su colaborador reciba una buena pensión. Existe la posibilidad de que se pueda presentar el caso en que el empleado cumpla con la edad para pensionarse, pero no con las semanas cotizadas o viceversa; en este caso particular, el acompañamiento de la empresa se vuelve esencial, ofreciéndole entrar a negociar con el fondo en el que cotiza para que le permita cumplir con el requisito que le falta y así poder tener más adelante una mejor pensión.

Hay compañías que ofrecen algunos beneficios extra para aquellos que llegan a este punto, pero que todavía no tienen en mente dejar de trabajar. Como por ejemplo:

  1. Continuar trabajando por unos meses más

Esta opción es para aquellos que no quieren abandonar su vida laboral. Algunas empresas les dan el beneficio a aquellos que han prestado por tantos años sus servicios y que quieran quedarse por un plazo no muy extenso.

  1. Ayuda psicológica

No es tan común, pero para algunas personas llegar al fin de su vida laboral, puede resultar bastante traumático. Es por esto que existe esta opción en algunas compañías para hacer un acompañamiento con psicólogos desde unos meses antes de cumplir la edad y las semanas estipuladas.

  1. Clubes para pensionados

Para no perder una rutina o su vida social, algunas entidades cuentan con un club de pensionados en el que quienes sirvieron a la empresa y cumplieron su pensión en ella, puedan seguir disfrutando de beneficios y actividades.

También le puede interesar