Coaching empresarial: El as bajo la manga de los empresarios

Coaching empresarial: El as bajo la manga de los empresarios

  • En su interés por alcanzar los objetivos de la organización y en potenciar el talento de su recurso humano, los líderes y gerentes de gestión humana apelan a diferentes herramientas. Una de estas es el Coaching empresarial.

    En su interés por alcanzar los objetivos de la organización y en potenciar el talento de su recurso humano, los líderes y gerentes de gestión humana apelan a diferentes herramientas. Una de estas es el Coaching empresarial.

    De acuerdo con la International Coach Federation (ICF), el coaching es, en esencia, un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que inspira a todos los miembros de una organización a maximizar su potencial personal y profesional.

    El coaching empresarial parte del contexto propio de cada empresa. Empieza a tomar forma a través de conversaciones constructivas entre el coach profesional y la organización, para empezar a consolidarse en la búsqueda de soluciones conjuntas a un determinado problema.

    Para Lucía Pinto de Mariño, Gerente de Ícaro Fábrica de Ideas y Coach Personal, Ejecutivo y de Equipos, el coaching empresarial debe contar con unas características fundamentales para alcanzar la efectividad. Estas se resumen en lo siguiente: develar las necesidades concretas de cambio que requieren las organizaciones y sus líderes; acompañar a los líderes de la compañía para que ellos mismos se den cuenta de las facultades que tienen para lograr los objetivos y las metas propuestas, con óptimos resultados; desarrollar competencias blandas en los líderes, que a su vez les permiten afianzar competencias duras, mejorando notablemente los resultados.

    ¿Cómo implementarlo?

    En las compañías se aplican diferentes tipos de coaching empresarial que deben desarrollarse por coaches profesionales con suficiente experiencia y dominio de estas modalidades. De acuerdo con Luz Alba Cañón Guzmán, Profesional Certified Coach ICF y Miembro de la Junta Directiva de ICF Colombia, las principales son:

    • Coaching ejecutivo
    • Coaching de equipos
    • Coaching de transición y cambio
    • Entrenamiento para líderes en habilidades de Coaching

    Esto significa que el coaching empresarial no es exclusivo de un área. Por el contrario, para que sea efectivo es vital implementarlo en los diferentes niveles de la organización.

    Cañón enumera seis fases para que esto sea efectivo y que, además, hacen más fácil evidenciar el avance y los cambios encaminados a la meta propuesta en cada proceso del coaching:

    • Fase 1 (diagnóstico): Con base en datos suministrados por la empresa que incluyen conocimiento y entendimiento de la cultura organizacional, el coach verifica las necesidades y el perfil de los participantes, entre otros elementos.
    • Fase 2: Implementación del modelo acordado con la organización. En algunos casos se hace prueba piloto con un grupo especial, seleccionado por la empresa.
    • Fase 3: Desarrollo del programa con los ajustes que resultan del feedback y feedforward que se haya recolectado al interior de la organización.
    • Fase 4: Verificación de victorias tempranas y ajustes pertinentes durante el proceso.
    • Fase 5: Cierre del proceso, comprobación de aprendizaje, sostenibilidad y desarrollo permanente a partir de las bases y enseñanzas adquiridas y el impacto en los resultados.
    • Fase 6 (opcional): Seis meses después del cierre se hace una reunión de verificación, para determinar el impacto del coaching en el desarrollo de las personas y en los resultados de la organización.

    El aporte del coaching a las organizaciones

     Cañón y Pinto coinciden en que el coaching empresarial cuenta con metodologías, estructuras, herramientas e instrumentos de medición como el Perfil XT, Mindsonar,  MBTI, entre otras, que contribuyen al logro de resultados sobresalientes en las compañías.

    El coaching corporativo o coaching ejecutivo registra un desarrollo exponencial por su contribución y su capacidad de respuesta frente a temas como el cierre de brechas en competencias profesionales, gestión de planes de carrera, preparación de líderes para la sucesión gerencial, conformación y adecuada dirección de equipos de alto desempeño, retención de talentos, manejo del cambio, mejoramiento del clima laboral o fortalecimiento de la cultura organizacional, entre otros temas de gestión del talento humano”, afirma Pinto.

    Para Cañón el coaching es un proceso sistémico, capaz de influir en el cambio social. “Las personas pueden lograr nuevas perspectivas en relación con sus retos y oportunidades personales; mejorar su capacidad de reflexión y de toma de decisiones, y mejorar la eficacia en la relación interpersonal y reforzar la confianza en su trabajo y su vida”.

    En síntesis, el coaching empresarial le ayudará a afianzar la identidad corporativa de su empresa, a mejorar el rendimiento de tus colaboradores y a formar equipos de alto desempeño para posicionar a su compañía entre las mejores.

    Capital Humano es la comunidad que comparte y transfiere el conocimiento sobre coaching, liderazgo y gestión del talento. Consulte otros artículos y videos sobre este y otros temas de interés en nuestra web.

     *Agradecimientos a Luz Alba Cañón Guzmán, Professional Certified Coach ICF y Coach de transición y cambio, Coach Ejecutivo, Team Coach y Miembro de la Junta Directiva ICF Colombia. lac@luzalbacanon.com; y Lucía Pinto de Mariño, Gerente de Ícaro Fábrica de Ideas, Coach Personal, Ejecutivo y de Equipos, Expresidenta y Miembro de la Junta ICF Colombia. ltpintom@gmail.com.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *