El Mettaliderazgo, una filosofía que transforma la cultura organizacional

El Mettaliderazgo, una filosofía que transforma la cultura organizacional

  • Pensar que los líderes son un grupo de personas con un “don divino”, es un concepto del pasado. Ahora se habla del mettalíder, quien se lidera a sí mismo y lidera a los demás, a través de su ejemplo para crear nuevas y mejores realidades al interior de una organización.

    Pensar que los líderes son un grupo de personas con un “don divino”, extrovertidos, carismáticos y con facilidad de expresión, es un concepto del pasado. Ahora se habla del mettaliderazgo, el líder que se lidera a sí mismo  y lidera a los demás; a través de su ejemplo para crear nuevas y mejores realidades al interior de una organización.

    Actuar en automático diariamente, levantarse, bañarse, comer y caminar hacia el trabajo, cumplir con una rutina, fue algo que empezó a notar el mexicano Roberto Mourey en las personas que estaban a su alrededor. Esa falta de pasión, junto con el concepto del líder heroico e inalcanzable, lo motivó a romper con un paradigma que siempre había existido. Para él, a diferencia de las tradicionales teorías de liderazgo, todos llevamos un gran líder dentro de nosotros; que se vale de sus valores, fortalezas, carácter y de su estilo propio para influir en los demás.

    Roberto es un speaker internacional, experto en liderazgo y cultura organizacional, y el creador del concepto de Mettaliderazgo, reconocido y aplicado en diferentes industrias alrededor del mundo, así como en pequeñas, medianas y grandes empresas; y que tiene como objetivo diseñar una cultura organizacional, con ayuda de “Mettalíderes” dispuestos a alcanzar y exceder las metas trazadas a nivel personal y organizacional. Pero ¿cómo lo logran? A partir de las premisas básicas del Mettaliderazgo y un concepto diferente de cultura organizacional:

    1. El liderazgo es una habilidad, NO un don

    Es una capacidad que se puede desarrollar, no es un talento innato, a través del cual se logra influir en el corazón y comportamiento de los demás; para hacer realidad una visión u obtener ciertos resultados.

    1. Es MUY personal

    Cada “Mettalíder” tiene un estilo propio, arraigado a su pasión y a su propia fórmula de liderazgo. La clave está en su carácter, en cómo se trata a sí mismo, cómo trata a los demás, cómo desperdicia o invierte su tiempo, etc.; pues su comportamiento es fiel reflejo de sus valores.

    También puede leer: Mujeres y liderazgo: retos para superar los prejuicios

    1. La cultura es la mejor estrategia para formar “Mettalíderes”

    La cultura es el reto más importante dentro de una organización. Si desde un principio se definen los valores a seguir, la visión, el propósito, qué se debe hacer, a quién se quiere ayudar, para qué, con qué valores se va a hacer esto, es fácil proyectarse. Así, todos los miembros del equipo sacarán la mejor versión de sí mismos.

    “En pocas palabras, el Mettaliderazgo es dejar de dirigir y empezar a influir, es dejar de dar órdenes y empezar a inspirar”, asegura Roberto Mourey, quien recientemente fue invitado a participar en el Tercer Foro Empresarial de Liderazgo, organizado por Star Consulting, que en esta oportunidad tuvo como tema central los nuevos paradigmas en la cultura organizacional.

    “Si una organización quiere mejorar sus resultados, debe convertir su cultura en una ventaja competitiva”, agrega, pues esta tiene un poder inmenso e impacta directamente en los miembros de la organización y en los objetivos. Según el concepto de Mettaliderazgo, la cultura de una organización es como el carácter de una persona; se trata de cómo esta enfrenta la adversidad y sale fortalecida. Mientras que el clima organizacional es como el estado de ánimo de una persona.

    Lea: El modelo que rescasta las competencias tradicionales y las adapta al liderazgo digital

    Por esta razón hace énfasis en que si alguien quiere que cambie el comportamiento de su equipo, debe empezar por cambiar su cultura, para diseñar, ahí sí, la cultura organizacional, definiendo los resultados que quieren lograr y el tipo de cultura que va a generar esos resultados.  

    De acuerdo con el modelo DNA + 3, creado por Roberto Mourey, el “Mettalíder” utiliza cinco sentidos: su identidad (quién es), la trascendencia (para qué existe), su dirección (cuál es su misión), la accountability (cómo se adueña de sus resultados) y su consciencia (intención de estar presente); para diseñar su cultura personal y construir la organizacional.

    2 respuestas a “El Mettaliderazgo, una filosofía que transforma la cultura organizacional”

    1. Gracias por crear paradigmas de cambio, su tema ha calado en mi subconscientem y por ende haré una disrupción en mi estilo de vida para bien. Gracias un millón de gracias. Dr. Roberto Mourey

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *