Los 10 errores que más entorpecen el trabajo en equipo

Los 10 errores que más entorpecen el trabajo en equipo

  • Capital Humano le da a conocer los 10 errores más comunes que dificultan el trabajo en equipo; evalúe qué tanto aparecen en su organización. 

    Capital Humano le da a conocer los 10 errores más comunes que dificultan el trabajo en equipo; evalúe qué tanto aparecen en su organización. 

    Lo primero que tenemos que entender es que es indispensable dejar de enfocarte en el “yo” y comenzar a crear y creer en el “nosotros”, a pesar de que no sea nada sencillo batallar con las opiniones de cada persona.

    Uno de los factores que más debemos analizar a la hora de pensar en unidad es que si un solo ejecutor realiza una tarea en una hora, ¿cuánto podrán demorarse dos o más colaboradores? La respuesta nos la da la matemática básica: 30 minutos o menos.

    También le puede interesar: Los 10 peores hábitos de los empleados

    En esta entrega nos enfocamos en esas situaciones comunes que debe evitar, para que no se generen conflictos al interior de su grupo.

    1. Solo decide el líder

    No hay nada más molesto que trabajar por y para un líder que toma las decisiones de manera déspota, evadiendo o anulando las ideas de los demás. Esto desmotiva a los empleados y casi siempre (por no decir siempre) se pierden opiniones muy productivas. Si escucha y abre la mente, el camino para implementar cualquier estrategia o cambio será más fácil.

    1. Áreas divididas

    Es importante que establezcan objetivos comunes, que trabajen por las mismas metas. Para ello es fundamental que comunique de manera clara la misión del proyecto de la empresa, definiendo cómo cada miembro y departamento ayudará a obtenerlas; evitando así que comiencen a culparse los unos a los otros por no alcanzarlas. Logra que se entienda que tanto los inconvenientes como los atinos son compartidos.

    1. Los miembros del equipo no se conocen

    No se escandalice, pero es mucho más común de lo que imagina que en los equipos no se conozcan o no se comuniquen continuamente. Si quiere que su orquesta (equipo de trabajo) se entienda con armonía, deben haber canales suficientes de comunicación, que se escuchen y reciban retroalimentación, pero sobre todo que identifiquen la cara de sus coequiperos.

    1. No confiar en nadie

    La confianza es el peldaño más importante, así se identifican las habilidades de cada uno, se designan roles y se identifican los mejores canales de ayuda entre ellos. Es además determinante para empoderar a los colaboradores y no terminar haciendo solo lo que era un trabajo en grupo.

    1. Nadie habla mal de quien no está

    El chisme es algo que no se puede permitir en ningún caso. Cuando se presente una inconformidad con el proceder de alguien, es mejor que fomente la comunicación directa, para no distribuir información con los que no les corresponde y dejar que repercuta en comentarios distorsionados.

    1. El mal genio no cruza la puerta

    Esas personas negativas y que todo el tiempo están renegando desgastan a todo el mundo y generan un pésimo ambiente de trabajo. Si existe en su equipo, es probable que sea mejor asignarle tareas que no le impliquen mucho trabajo en equipo o, aún mejor, comenzar a desarrollar un plan de mejoramiento para incluirlo en próximos proyectos.

    1. Pilas con la diversidad

    Todos somos seres totalmente diferentes, es casi imposible encontrar personas que piensen, interactúen o trabajen exactamente igual. En ese orden de ideas, hay que dejar los prejuicios a un lado y abrirse a todas las posibilidades…de todas las persona hay mucho que aprender.

    1. Ser el “antipático”

    Una cosa es ser serio, pero otra es caer en la nula empatía con los demás, porque generará obstáculos. Sea cortés, amable, y humilde; estas prácticas siempre son bien recibidas por todos los individuos y mejoran el ambiente para fomentar que las ideas fluyan.

    1. No escuchar a nadie

    Si no deja participar a los demás, no logrará estimular el sentido de pertenecía ni la colaboración, evitando la generación de nuevas ideas y soluciones. En pocas palabras, entorpece la esencia del trabajo en equipo que es la colaboración.

    1. Nunca se dice qué está bien hecho, solo que hay algo mal

    No recaiga en el error de no evaluar asertivamente al equipo, debe reconocer y exaltar públicamente todo aquello bien hecho, al igual que hacer una apropiada retroalimentación cuando las cosas no están saliendo bien en su tarea.

    Ahora la pregunta es ¿qué tan frecuentemente ha cometido alguno de estos errores? Llegó la hora de que empiece a darle solución para que todo mejore en su empresa, recuerde que “el trabajo en equipo es la habilidad de trabajar juntos hacia una visión común. Es el combustible que le permite a la gente común obtener resultados poco comunes”, como asegura Andrew Carnegie.

    ¿Le gusto este contenido? Regístrese en Capital Humano y encuentre información útil sobre actualidad, estudios, recomendaciones y otras claves sobre el tema.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *