Modelo de Madurez de Capacidades de Integración (CMMI) y metodologías ágiles: la combinación de la competitividad

Modelo de Madurez de Capacidades de Integración (CMMI) y metodologías ágiles: la combinación de la competitividad

  • Implementar modelos de evaluación de calidad como CMMI es una estrategia que mejora tanto los procesos, como la cultura organizacional. Le explicamos cómo combinar CMMI con metodologías ágiles hace a la organización más competitiva.

    Implementar modelos de evaluación de calidad como CMMI es una estrategia que mejora tanto los procesos, como la cultura organizacional. Le explicamos cómo combinar CMMI con metodologías ágiles hace a la organización más competitiva.

    En la cuarta revolución, las organizaciones necesitan ser cada vez más ágiles y eficaces; así que implementar modelos, metodologías y herramientas que lo permitan es imperativo. Uno de los modelos que permite calificar cómo están las empresas en términos de eficacia de los procesos es CMMI (Modelo de Madurez de Capacidades de Integración); el cual hace una evaluación sobre la madurez y la capacidad que tiene una organización en el desarrollo o entrega de un producto o servicio. Capital Humano habló con expertos sobre este tema.  

    Estephani Londoño, coordinadora de Calidad y Proyectos de Heinsohn Business Technology, le dijo a Capital Humano que “el propósito de este modelo es, a partir de la evaluación de la madurez de los procesos, proporcionar una orientación referente a cómo se pueden llevar a cabo mejoras y dar lugar a mejores productos. También se puede decir que es un modelo para la administración de riesgos y que indica la capacidad para administrarlos”.

    Para Juan Pablo Ortiz, coordinador de Calidad y Procesos de Data Center S.A., implementar en las organizaciones un modelo como CMMI “posibilita contar con una guía que defina qué áreas debe tener en cuenta la empresa para estandarizar procesos, con el fin de una mejora continua”. 

    Lea también: Las razones por las que Colombia se raja en productividad

    Asimismo, este modelo busca la aplicación de prácticas de alta madurez robustas, el cumplimiento integral de las normas ISO e, incluso, ayuda a la compañía a reconocer los objetivos tanto de sus áreas como del negocio en general y a establecer cómo se va a cumplir. 

    “Una organización que está evaluada con un modelo como CMMI es una empresa que le da la importancia que merece a los procesos y que además son gestionados de una manera efectiva, pues se busca la mejora continua de procesos y productos”, dijo Ortiz. 

    Existen tres modelos CMMI: CMMI-DEV, CMMI ACQ y CMMI-SVC. El primero está centrado en el desarrollo de procesos de software; el segundo en la adquisición o subcontratación de sistemas y servicios de software; y el tercero en la mejora de la prestación de servicios de software. “Inicialmente el modelo CMMI fue utilizado en los procesos de desarrollo de Software, pero en la actualidad se utiliza igualmente para los procesos de servicio con el fin de lograr resultados empresariales demostrables y sostenibles”, dijo Londoño. 

    Cuestión de competitividad

    Colombia está en el tercer lugar entre países que lideran la implementación de modelos de calidad en Latinoamérica, después de México y Brasil.  

    Para 2015, El MinTIC había invertido 13 mil millones de pesos para que empresas colombianas implementaran el modelo y obtuvieran la certificación CMMI. 

    Gracias a esto, 3.100 compañías del sector de software y servicios asociados de 12 regiones del país; obtuvieron certificaciones en modelos de calidad como IT MARK y CMMI 3.  Donde fortalecieron sus procesos de planificación, dirección, control y almacenamiento de datos, mejoras que aumentan la productividad y vuelven a las organizaciones más competitivas en mercados internacionales.

    Le recomendamos: Formas en que los países nórdicos promueven el bienestar laboral

    De esta forma, con CMMI los procesos son controlados, gestionados, medidos y analizados de manera sistemática e institucionalizada. La agilidad que genera este modelo, permite, según Londoño, “reducir trabas burocráticas, formalismos innecesarios y otros impedimentos que sobrecargan el rendimiento del proyecto. Si bien se puede notar la diferencia, combinar CMMI y agile, permite a las organizaciones ser capaces de responder más rápidamente a cambios en su entorno”.

    Combinación para la agilidad

    Es en este sentido que CMMI puede combinarse con la implementación de las metodologías ágiles en la gestión de proyectos. 

    Sobre esto, Ortiz explica: “El marco de metodologías ágiles definen cómo voy a abordar el proceso de desarrollo y CMMI me define el qué. No se contrarían entre sí, por el contrario, se apoyan y se complementan. En sí, con metodologías ágiles como Scrum, XP o Kanban yo puedo abordar prácticas de CMMI”. De ahí que el uso correcto de CMMI (el modelo), combinado con marcos de trabajo ágiles (las metodologías), ayude a las organizaciones a que sus proyectos alcancen un equilibrio óptimo.

    Ortiz da el ejemplo de un edificio donde los planos son el modelo CMMI; el cómo se va a construir son las metodologías ágiles y las herramientas que se usan son los instrumentos como Trello; que hace parte del marco de trabajo Scrum. 

    Entonces, siguiendo con esa idea, explica Ortiz que “cuando se cubre, por decir, el área de proceso de monitoreo y control de proyectos; CMMI dice que hay que agilizar las prácticas específicas de esa área. ¿Cómo lo vamos a hacer? Podemos acudir a Scrum, por el cual decidimos que realizaremos reuniones diarias de quince minutos en los equipos para:

    • Revisar qué se hizo el día anterior.
    • Qué se va a hacer este día.
    • Qué problemas o impedimentos se tuvieron para alcanzar los objetivos del día anterior o de los próximos días”. 

    Impacto en la cultura

    Ahora bien, cabe mencionar que implementar modelos de evaluación de calidad no solo tiene un impacto en la eficacia de los procesos, sino también en la cultura organizacional, pues implica orientar a los colaboradores hacia los lineamientos definidos por la gestión de la calidad y la ingeniería del software, la gerencia de proyectos, aprendizaje y mejoramiento constante y la gestión cuantitativa de procesos. 

    Por esto, afirma Londoño, “CMMI es más que definir procesos, procedimientos y formatos, ya que implica cambiar la cultura organizacional de las áreas o empresas de desarrollo de software, con el fin de garantizar mejora continua en el comportamiento de los colaboradores con perfiles relacionados al desarrollo de Software”.

    En este orden de ideas, implementar modelos de evaluación de calidad como CMMI es una manera de garantizar a sus clientes productos y servicios con altos estándares de calidad, al mismo tiempo que se construyen mecanismos que influyen positivamente en la cultura y desarrollo organizacional. Cuando se realiza esta evaluación, CMMI califica de 1 a 5; donde el proceso nivel 1 es no confiable; el nivel 2 es informal; el 3 es estandarizado; el 4 es monitoreado; y el nivel 5 es optimizado. 

    Empresas importantes a nivel mundial, como Tata Consultancy Services Limited o COBIS, cuentan con la valoración CMMI nivel 5. Por su parte, Heinsohn Business Technology, dice Londoño, “implementa el modelo CMMI, en Desarrollo de Software y en Servicio, ambos en  Nivel 5 V1.3, pues este modelo de procesos contiene las mejores prácticas de la industria del desarrollo de Software, tanto para el desarrollo del mismo, para su mantenimiento, adquisición y operación de productos, como para la gestión de  servicios”. 

    Algunas de las empresas colombianas que cuentan con una certificación CMMI son: Danta Center, Empresa Colombiana de Informática Colombiana. ECOINFO, Colvista, Perceptio S.A.S., Geminus Softeware de Colombia Ingeneo S.A.S.

    Si busca conocer más formas de mejorar la productividad de su empresa, regístrese y permanezca actualizado en Capital Humano, un portal especializado en management y gerencia de Recursos Humanos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *