¿Cómo ha sido la recuperación de las empresas chinas?

¿Cómo ha sido la recuperación de las empresas chinas?

  • El 14 de abril de 2020, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció una recesión global a causa de la pandemia Covid-19. El organismo estimó una contracción económica en la que solo dos economías crecerán: China (1,2 %) e India (1,9 %). ¿Cuál es el panorama de la reapertura del gigante asiático?

    15 abril 2020

    El 14 de abril de 2020, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció una recesión global a causa de la pandemia Covid-19. El organismo estimó una contracción económica en la que solo dos economías crecerán: China (1,2 %) e India (1,9 %). ¿Cuál es el panorama de la reapertura del gigante asiático?

    Según el FMI y su informe Perspectivas de la Economía Mundial, actualizado en abril de 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos, la economía más grande del mundo, caerá este año -5,9 %. En el primer trimestre de 2020 cayó -4,8 %, respecto al mismo periodo en 2019. Esta cifra representa la peor contracción trimestral desde la crisis financiera de 2008.

    Otras grandes economías, se calcula, también caerán drásticamente: Japón (-5,2 %), Reino Unido (-6,5 %), Italia (-9,1 %), España (-8,0 %), Francia (-7,2 %) y Alemania (-7,0 %).

    La región de América Latina y el Caribe será una de las más afectadas por la recesión: el organismo internacional estima una caída del PIB general de -5,2 %, en la que México (-6,6 %), Brasil (-5,3 %) y Argentina (-5,7 %) serán los países más golpeados.

    En el caso colombiano se espera una disminución de -2,4 % del PIB. Dado este contexto de crisis, ¿cuál es el papel de China en el reinicio de la economía global?

    Lea también: ¿Me pueden despedir durante la emergencia del COVID-19?

    Antes

    China es la segunda economía más grande del mundo: produce cerca de 14 billones de dólares (US$ 14 trillion) por año. En 2018, su PIB creció 6,7 %, y en 2019, 6,1%, según cifras del FMI. 

    Antes de que estallara la crisis de salud pública global, se estimaba que este año China crecería 6,0 %. Sin embargo, después de la actualización realizada por del FMI a causa de la crisis, se pronostica un crecimiento de 1,2 %: una cifra positiva, pero lejana de las expectativas sembradas al comienzo del año. 

    No obstante, el FMI calcula un crecimiento del PIB de China de 9,2 % en 2021, con la advertencia de que estos cálculos dependen de la expansión de la pandemia en los próximos meses. Hoy el país asiático mantiene la alerta de un rebrote de coronavirus.

    Los primeros meses

    La Oficina Nacional de Estadísticas de China reportó un decrecimiento de -6,8 % en su economía en los primeros tres meses de 2020, respecto a las cifras de hace un año.

    Como indica Keith Bradsher, jefe de redacción de The New York Times en Shanghai, “el brote de enfermedad por coronavirus ha puesto fin al crecimiento chino, sin trabas, de cerca de medio siglo, el cual ha sobrevivido a la crisis financiera global, la epidemia de SARS e incluso a las protestas en la plaza de Tiananmen de 1989”. 

    La última cifra negativa de decrecimiento en China data de 1976, lo que demuestra su vertiginoso desarrollo de las últimas décadas.

    Entre las causas de esta caída, el informe del FMI subraya los indicadores de producción industrial, ventas al por menor (retail sales) y las inversiones en activos fijos.

    Le puede interesar:  10 recomendaciones para líderes en tiempos de teletrabajo

    Por otro lado, el organismo destaca las medidas económicas tomadas por el Gobierno y el Banco Popular de China, entre las que se cuentan “el aliento a acreedores de diferir temporalmente préstamos y el pago de intereses sin penalización para pequeñas y medianas empresas, y el aumento de la cuota de préstamos y descuentos para apoyar a los fabricantes de suministros médicos y de necesidades diarias, como también para micro, pequeñas y medianas empresas, con un menor interés de tarifa”.

    El cuarto mes

    Como reporta The New York Times en el artículo “China’s Factories are Back. Its Consumers aren’t” (“Las fábricas de China están de vuelta. Sus consumidores no”), en abril, los centros comerciales y las fábricas han retomado sus actividades —casi por completo—, pero el despegue no ha sido fácil, ya que los consumidores han reducido sus compras. 

    Los comercios no tienen la misma concurrencia: siguen vacíos, pero con las puertas de los locales abiertas.

    Por ejemplo, según cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas de China, la producción industrial desde 2016 mantenía un crecimiento en promedio de 6 % año tras año, pero en los primeros meses de 2020 cayó hasta -14 %, debido a las medidas generales de confinamiento decretadas por el Gobierno que afectaron a las fábricas.

    En el caso de las ventas al por menor, en 2016 crecieron 11 % mientras que en 2019 alcanzaron el 8 %. Sin embargo, los primeros meses de 2020 cayeron hasta -20 %.

    La recuperación económica en ambos casos es desigual. La producción industrial de marzo casi alcanza las mismas cifras del año anterior (un crecimiento de 0 %), pero las ventas al por menor crecen levemente respecto a los primeros meses del año y solo llegaron hasta el -15 % en marzo.

    Vea: 6 ideas para liderar en tiempos disruptivos

    Las medidas a futuro

    A finales de abril, el Consejo de Estado del país, en conjunto con el primer ministro chino, Li Keqiang, anunciaron su estrategia a futuro.

    El gigante asiático apostará al desarrollo de sus tecnologías de información, que incluyen Internet y aplicaciones 5G, con el objetivo de apoyar el crecimiento de centenares de otros sectores industriales. Para esto, se acelerará el desarrollo de la infraestructura de redes.

    “Mejorar el desarrollo de las infraestructuras, incluidas las redes de información, es un enfoque proactivo para impulsar la inversión efectiva. El teletrabajo y la telemedicina han jugado un papel importante en la respuesta a la COVID-19”, dijo Li.

    Por su parte, el Consejo de Estado dijo que la iniciativa no solo contribuye a modernizar las industrias, sino que fomenta nuevos motores de crecimiento, crea empleos, satisface necesidades actuales y atiende intereses a largo plazo.

    Suscríbase aquí a nuestro newsletter

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *