Job sharing: una nueva modalidad de trabajo compartido | Últimas tendencias de Gestión Humana - Capital Humano Colsubsidio

Job sharing: una nueva modalidad de trabajo compartido

  • El job sharing divide las funciones de un mismo cargo entre dos personas. Es la nueva tendencia de que permite equilibrar la vida personal y laboral.

    El job sharing divide las funciones de un mismo cargo entre dos personas. Es la nueva tendencia de flexibilidad laboral que permite, tanto a empleados como a empleadores ajustar horarios, coordinar tareas y equilibrar la vida personal y laboral.

    Cada vez las personas requieren más tiempo para sus actividades personales, bien sea compartir con su familia, disfrutar por más horas de la maternidad, complementar los estudios, dedicarse a sus pasiones o simplemente tener otro trabajo. Y es por esto que sociedades avanzadas han disminuido las jornadas laborales o han creado novedosos métodos de trabajo colaborativo en los que se combina el desarrollo y satisfacción de los empleados con tener a dos cabezas trabajando por el precio de una.

    Es así como surgió el job sharing, un modelo de trabajo en el que dos personas comparten el mismo cargo y las mismas funciones, y alternan sus horarios de oficina.

    Es decir, el trabajador A inicia labores el lunes a primera hora y las termina el miércoles a mediodía; allí es cuando entra en juego la responsabilidad conjunta y el trabajo en equipo, para que el colaborador B llegue el miércoles en la tarde y retome lo previamente iniciado por su compañero, y le dé continuidad hasta el final de la jornada del viernes.

    Le puede interesar: Liderazgo colectivo: la estrategia de talento humano de Ecopetrol

    “Esta tendencia nació con la finalidad de gestionar, potenciar y mejorar el desarrollo del talento humano, promoviendo la motivación intrínseca y autonomía de empresarios y empleados. Si bien la flexibilidad en el trabajo tiene sus inicios en los años 80, hace poco se popularizó la subtendencia del trabajo compartido”, le explicó a Capital Humano Ciro Martínez, doctor en Economía y Desarrollo de la Universidad de León, en España.

    La multinacional de recursos humanos Robert Half indicó, en un estudio reciente, que el 25 por ciento
    de las empresas europeas ya ofrecen puestos para compartir.

    El porcentaje varía según los países, en Reino Unido —por ejemplo— alcanza el 48 por ciento; en Alemania, 15 por ciento; en Holanda y en Bélgica, el 23 por ciento, y en Austria, el 19 por ciento.

    Multinacionales como Unilever han decidido implementar el job sharing. Nitin Paranjpe, presidente para el Cuidado del Hogar de esta compañía, menciona que el hecho de que personas calificadas compartan el trabajo permite alcanzar mejores resultados. Así mismo, señala que se crea una buena combinación de habilidades que muy difícilmente se pueden hallar en una sola persona.

    En sus canales de difusión, Univeler resalta el caso de Rosie O’ Malley y Clare Dolan, directoras estratégicas de
    la organización. Ellas turnan su puesto de trabajo cada tres días a la semana y tienen reuniones todos los martes al finalizar el día para documentarse sobre los objetivos que deben cumplir. El trabajar en equipo les ha permitido ver otros puntos de vista que favorecen a la empresa, según dice Rosie.

    A partir del trabajo compartido, “les brindamos a las personas muchos beneficios, pues tenemos la habilidad de construir ideas y retroalimentarnos, sin tener que ir tan a menudo a consultarle a nuestro jefe”, comenta Rosie.

    Conozca: Webinars: el secreto de la efectividad para sus capacitaciones

    En tanto, el Gobierno británico, a través del buscador de trabajo compartido del Servicio Civil, promueve el job sharing e incluso publica un manual en el que anima no solo a los empleados del sector público a compartir puestos, sino que les ayuda a presentar candidaturas conjuntas.

    Además, explica cómo se llevan a cabo los procesos de selección, incluida la entrevista simultánea a los dos candidatos. “Compartir trabajo puede ser muy satisfactorio, pero requiere flexibilidad, confianza y buen trabajo en equipo”, concluye el manual.

    Así mismo, este servicio cuenta con un buscador de trabajo compartido en el cual los candidatos pueden inscribirse para contactar con potenciales compañeros de puesto. El sistema también funciona en el sector privado y en profesiones con jornadas intensivas como el periodismo, en el que —por ejemplo— Anushka Asthana y Heather Stewart compartían la jefatura de la sección de Política del diario británico The Guardian.

    ¿Compartir salario?

    Aunque el trabajo compartido facilita que los empleados destinen una parte de su tiempo a sus intereses personales, puede no ser una buena opción para las personas con grandes obligaciones económicas, dice Martínez. ¿La razón? La reducción en la remuneración es proporcional a la de las horas laboradas.

    Es decir, no solo se comparte el trabajo, también el salario. Esta condición, más que una desventaja, es vista por aquellas personas que la implementan “como un salario más emocional, que les permite aprovechar el espacio para otro tipo de tareas, sin tener expectativas de generar un ingreso tan alto, como el que proporciona un trabajo de tiempo completo”, señala Martínez.

    Beneficios

    Disminuye el ausentismo. La empresa Pella Corp., fabricante de puertas y ventanas con sede en Iowa, notó una reducción del ausentismo entre los empleados de su línea de producción (en su mayoría mujeres trabajadoras con niños pequeños), del 6 por ciento a aproximadamente 1 por ciento.

    Retención del talento. Un estudio realizado por Western Australia University demuestra que las empresas que tengan políticas profamilia son las que logran fácilmente retener a su personal, incrementan la moral y reducen el ausentismo.

    Aumento en la productividad. Al tener menos horas de trabajo, las personas se ocupan con mayor dedicación y cuidado a sus responsabilidades, lo que representa un aumento en la productividad. Según un estudio realizado por la Sociedad Industrial y Recursos de Conexión del Reino Unido, el trabajo compartido aumenta en 70 por ciento de los casos el rendimiento de sus empleados.

    Conozca más acerca de tendencias y actualidad para que gestione con éxito el Capital Humano en su organización. Suscríbase a nuestra red y manténgase actualizado.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *