Episodio 1: Metodologías ágiles

Episodio 1: Metodologías ágiles

Management 4.0., el pódcast de Capital Humano, una comunidad de líderes que busca transferir conocimiento a través de temas coyunturales y de interés para gerentes e interesados en el Talento Humano.

En este primer episodio conozca más sobre las metodologías ágiles. ¿Qué son las metodologías ágiles y para qué sirven? ¿Cuáles son las metodologías ágiles más utilizadas y qué debe tener en cuenta a la hora de implementarlas en su empresa? Conozca los casos de éxito que se encuentran en Colombia.

Escuche nuestro primer episodio y lea la transcripción a continuación:

Bienvenidos.

Para entrar en materia, expliquemos primero qué son las metodologías ágiles y para qué sirven. Las metodologías ágiles son una serie de técnicas que dan respuesta a los casos y situaciones en los cuales los procedimientos clásicos o predictivos no encajan bien. De ahí que estas metodologías busquen minimizar todas las tareas y actividades que no son del todo imprescindibles, pero van en pro de cumplir el objetivo del proyecto.

La idea es que las empresas incrementen su productividad, reduzcan los costos y realicen las entregas en los tiempos establecidos, aplicando estos procesos y, lo más importante, la satisfacción de su cliente.

La experiencia indica que las compañías que han decidido optar por estas metodologías en sus proyectos suelen gestionarlos con mayor eficiencia y eficacia, lo cual repercute en un gran beneficio al reducir los gastos económicos y al impulsar la productividad de sus actividades.

¿Cuáles son las metodologías ágiles más utilizadas?

En el mercado las tres metodologías más utilizadas por su facilidad al emplearlas y porque garantizan excelentes resultados son: Scrum, Programación Extrema-XP y Kanban.

Cada una de estas metodologías ágiles tiene sus características e implicaciones y puntos en común, pero son metodologías que pueden adaptarse según las necesidades de la empresa o el proyecto. Todas promueven valores como la comunicación, el compromiso, seguimiento y empatía en los miembros del equipo.

Para el ingeniero Iván Jiménez Alcantar, experto en dirección de proyectos, el concepto de ágiles tiene que ver con que la administración de propuestas se desarrolla de esa manera. Por ejemplo, en Scrum se mantiene un pizarrón en el cual se encuentran plasmadas las actividades que hay pendientes, con el nombre de la persona que está encargada, duración de la tarea y progreso.

De esta forma, no es necesario que el gerente llegue a preguntar ¿cómo vamos? Sino que basta con mirar la pizarra y las tarjetas le dirán qué se lleva y cuáles pendientes existen. Según Jiménez Alcantar, todas las personas participan, las decisiones no recaen solo en el administrador de proyectos, sino que entre todos se encargan de establecer los tiempos y esfuerzos necesarios para lograr el cumplimiento de las tareas.

Fabian Schwartz, Managing Partner de Scrum Colombia, explica esta metodología.

Kanban va más orientado a empresas manufactureras, pero bien pueden funcionar en proyectos de desarrollo de software. Es muy similar a Scrum, siendo un poco más flexible que la anterior.

XP (Extreme Programming) promueve enormemente el trabajo en equipo permitiendo, por ejemplo, que dos personas laboren en conjunto en un mismo computador, con un solo teclado y mouse.

¿Qué debe tener en cuenta al implementar estas metodologías en su empresa?

Aunque las metodologías ágiles llevan mucho tiempo en el mercado, solo hasta hace unos años han irrumpido con fuerza en las empresas.

Richard Balet, CEO y fundador de Sinnaps, advierte que lo que ha visto con la aplicación de estas técnicas en las corporaciones es que “la falta de formación de gestión de proyectos en muchas de ellas —junto con la gran oferta de servicios disponibles y modas— están generando un efecto negativo”.

Es cierto que su uso puede tener ventajas en la gestión de determinados proyectos, según Balet, pero falta poner en claro que no todos los planes son candidatos para usar estas técnicas.

Schwartz explica que al iniciar cualquier transformación de este tipo hay que empezar por resolver qué se quiere lograr.

Entonces, los dos objetivos más comunes son entregar valor más rápido y responder mejor al cambio. Luego, hay que examinar por qué se quiere llevar una organización a una transformación ágil.

Schwartz afirma que este asunto es de suma importancia dado que se espera tocar sustancialmente dos elementos claves en cualquier organización: la forma como se hacen las cosas y la cultura organizacional. La primera se puede resolver satisfactoriamente en el corto plazo, a través del debido uso de marcos de trabajo ágiles como Scrum. La segunda conlleva más retos y, en general, se resuelve en el largo plazo, pues se habla de construir, desarrollar y afiliar a un conjunto de principios, valores, procedimientos y políticas que definen la organización.

Durante la aplicación de estas técnicas, las corporaciones deben optar por efectuar un viaje a través del cual quieran mejorar en todas las dimensiones humanas posibles. Por tanto, se requiere de un círculo virtuoso de experimentar-aprender, coraje para realizar bien lo que haya que hacer, compromiso con los propósitos acordados y todo lo que se precise, sin detrimento de las personas y su entorno, para construir nuevos y mejores horizontes.

Una vez se haya superado este paso y si utilizan Scrum y los equipos piloto demuestran madurez aplicándolo de manera consistente y sostenida, el siguiente avance es escalarlo, como aconseja Schwartz, es decir, llevarlo a más unidades de forma natural y coordinada, sin introducir elementos burocráticos innecesarios.

Pero hablemos específicamente de Scrum. Según estadísticas de Scrum Alliance, en la actualidad el 94 por ciento de los equipos agiles usan este marco de trabajo. Schwartz advierte que este método es algo que podemos enseñar, fácil de entender y de llevar a la práctica desde el día uno. Pero es vehemente en señalar que es un marco de trabajo para implementar técnicas ágiles que ayudan a los equipos a moverse y aprender más rápido. En pocas palabras, es un enfoque ágil para producir, de forma inteligente, valor para el cliente. Cabe recordar que se está tratando con una transformación cultural.

Scrum está diseñado para incorporar el cambio tan rápido como sea posible con el propósito de generar valor y reconoce que en el ADN de este plan se encuentra la comunicación.

Schwartz dice que si la empresa tiene espacios que favorezcan la comunicación, mucho mejor. Ahora bien, no se habla de intercambio vía correos, chats, celulares. A lo que se hace referencia es a la relación presencial, en la cual el mensaje también lleva el poder natural de la carga emocional, tanto del emisor como en el receptor.

Son altamente deseables los espacios sin barreras de ningún tipo, sin divisiones que impidan el intercambio entre los miembros del equipo de trabajo. Son preferibles aquellos que, además de permitir el flujo de la comunicación, favorezcan el desplazamiento, el movimiento, la circulación del aire y la luz.

Otra variable importante en este marco de trabajo es el tipo de liderazgo que se debe ejercer y los roles que se necesitan.

¿Cuáles casos de éxito se encuentran en Colombia?

La transformación ágil se está realizando ahora en cualquier parte del mundo y en industrias dedicadas a las tecnologías de la información y comunicaciones, banca, gobierno, salud y protección social, manufactura, retail, servicios, telecomunicaciones, educación y hasta la militar, entre otras.

Algunas de las firmas que a nivel mundial han aplicado este cambio son: Toyota, Honda, Salesforce, Cannon, 3M, Bosch, Spotify, Dropbox, Red Hat, Target, IBM, Oracle y Microsoft.

En Colombia existen varios casos de éxito documentados de transformaciones ágiles con Scrum, entre otros: Colsubsidio, Drummond, Ocensa, Tigo-Une y la lista continúa creciendo.

Schwartz nos habla de la experiencia específica de Drummond.

El banco BBVA es uno de estos ejemplos de compañías que dieron el paso hacia dicha transformación para convertirse en una organización ‘ágil’. Ricardo Forcano, director de Engineering & Organization del Grupo BBVA, nos comentó que es posible que esta firma sea la primera empresa con más de 100 mil empleados que ejecuta una transformación integral (de todos los equipos) y transversal (holding y países) de la función de recursos humanos, a una nueva organización y un nuevo modelo de gobierno ágil.

Como podemos ver, la adopción de la filosofía ágil está ayudando a tener las prioridades claras, alineando las fuerzas de distintas áreas, pensando a nivel local y global. Asimismo, está permitiendo a los equipos colaborar integradamente, poner al cliente en primer lugar, innovar, pensar en grande y generar mayor valor.

Así termina este episodio de Management 4.0, El podcast de la revista Capital Humano de Colsubsidio, publicación especializada en la gestión del talento humano. Los esperamos en una nueva edición.

16 respuestas a “Episodio 1: Metodologías ágiles”

    • Gracias por su comentario, Óscar. Lo invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

  1. Me guata mucho este medio y la información es de mucho valor! Pero estamos teniendo una visión sesgada de la agilidad! “Las metodologías ágiles” NO SON la agilidad, ser ágil va mucho mas de implementar un framework!! Es un cambio cultural que acompaña a las empresas a tener mayor foco en el cliente, colaboración, apertura y mejoramiento continuo, de esta manera cualquier empresa puede trabajar en su agilidad organizacional incluso sino implementa ninguna “metodología”

    • Así es, Sandra. Gracias por su comentario. La invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

    • Gracias por su comentario, Andrés. Lo invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

    • Muchas gracias, Carolina. Tenemos nuevos episodios próximos a salir. La invitamos a seguirnos también en nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

  2. lo mas importante es que algunas empresas en Colombia que han utilizado varios casos de documentados de transformaciones ágiles, y tuvieron exitos

    • Así es, Maritza. Gracias por su comentario. La invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

  3. Excelente tema, nos ayuda mucho a pensar en la implementación de estas metodológias al interior de nuestras empresas, para generar valor y nosotros como administradores del Talento Humano tenemos un gran aporte que hacer ya que va ligado a un cambio en la cultura de las organizaciones.

    • Muchas gracias, Rubén. Lo invitamos a visitar nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

    • Así es, Sesilia. La invitamos a visitar nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

  4. Gracias por compartir tan importante tema que ayuda a alcanzar los objetivos de desarrollo organizacional con herramientas convenientes y actualizadas.

    • Muchas gracias, Rigoberto. Lo invitamos a visitar nuestras redes sociales. Encuéntrenos en Facebook y LinkedIn como Capital Humano – Colsubsidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *